Sapere aude, pero de verdad.

Estoy en un momento de mi vida en el que el agotamiento que siento es de tal magnitud que no soy capaz de pensar en nada muchas veces. Se me hace difícil escribir, hablar con la gente o simplemente levantarme a hacer algo porque noto una presión constante en mi cráneo. A veces pienso que va a explotar o que me voy a desintegrar sin darme cuenta de ello.

Vivo a ratos porque siento que estoy haciendo algo bueno, que es aprender, pero a la vez estoy perdiendo la mitad de años de vida que tiene un ser humano no aprendiendo. Y como yo, supongo que muchas personas piensan en lo mismo. Está muy extendida últimamente la idea de expresar lo que los estudios y la vida de un joven en general sugiere. Para mí, aprender es algo bonito. Me gusta aprender y saber para poder transmitir a la gente de mi alrededor mis conocimientos sobre algo y sentir que he hecho algo positivo. No simplemente aprender por los demás, sino por mí misma. Pero me deprime tener que pasarme seis horas de mi vida metida en un cuarto con más de veinte personas y despues de esas seis horas tener que pasarme otras seis estudiando lo que se supone que he aprendido en las seis horas anteriores a la comida. Se supone que cuando alguien intenta aprender algo primero lo visualiza, luego lo analiza y razona hasta que la idea forma algo coherente en su mente. Una vez que razona sobre algo y la idea se instala en su cabeza, lo hace para siempre, porque está adquiriendo un conocimiento que por lógica su cerebro guarda en esos cajones mágicos que todos en algún momento de nuestra vida pensamos que existen. Hai cosas imposibles de experimentar, por ejemplo, yo se que una persona si se tira desde un precipicio a cien metros, muere. Es un conocimiento que adquiero pero no por mi práctica, sino porque está comprobado que esto sucede a partir de hechos. Esa es pues mi idea de aprender: razonando y en ocasiones experimentando. El caso es que no parece ser la idea de aquellos que nos controlan, esos hilos que nos mueven por en mundo como marionetas. La idea de aprender de hoy en día es sentarte muchas horas de tu vida a leer y memorizar miles de palabras desde que entras en el colegio hasta que sales de el. Luego pasas por el instituto, en el cual piensas que vas a pasar la mejor época de tu vida, pero no es así porque al igual que en el colegio, vas a tener que llevar en tu espalda siete kilos de peso que, a parte de estar destrozando tu musculatura, están destrozando la lógica, las ideas y la innovación que podría surgir en ti. Lo pienso y me parece mentira que hace solo unos meses surgiera la idea de dividir los libros y hacer cuadernillos para que los niños y niñas no tuvieran que llevar tanto peso a las escuelas. Gracias por la idea, pero hace años que mi generación y las anteriores ya tenemos la espalda más torcida que una línea recta para un borracho. Al menos las generaciones venideras tendrán espaldas rectas…o no, porque la tendencia de meterse entre las cejas el móvil, encorvados y sin mirar al mundo provocará, a parte de espaldas torcidas, un mundo lleno de los conocidos zoombies.

¿Será posible que niños de a penas un año de vida o algo más tengan al alcance aparatos electrónicos? Ya se ven a niños pequeños jugando con esas pantallitas que les absorven la mirada. Sus ojos en los carritos de bebé van reflejando todo tipo de colores, que en su cerebro, a mi parecer, deben hacer el efecto de mil flashes de cámara en la cara. Se supone que los padres aman a sus hijos y haría lo mejor por ellos, pero parece ser que la idea de mirar sus redes sociales sin ser molestados por sus renacuajos les gusta bastante.

Volviendo al tema de los estudios y los zoombies…la cosa va de vomitar. Las cotorras emiten sonidos que se convierten en palabras con el paso del tiempo si les hablas, pues nosotros hacemos algo parecido. Escuchamos y repetimos, repetimos, repetimos… y a veces repetimos tantas cosas que ni sabemos lo que decimos. A veces me veo en clase apuntando cientos de palabras de las cuales no sé que dicen ni la mitad de ellas hasta que me paro detenidamente a leerlas en casa. Mi cabeza se queda en off despues del proceso de desgastar mi muñeca y leer cientos de cosas que al final solo dicen una. De toda la información que hay en libbro de texto, al final solo tenemos tiempo de leer una poca hasta que se acabe el curso y procesar una poca menos en nustras cabezas, para así escribirla un día de nuestra vida en un examen cualquiera y nunca más volver a hacerlo. Copiar, memorizar, poner nombre y apellidos o código, vomitar y sacar un número que se supone que mide tu valía en el mundo.

Eres un número, una letra, un código entre cientos y miles más en el mundo. Se supone que cuanto más vomites letras mejor eres entre el resto de los números y más cerca estarás de las aves de rapiña que buscan números excelentes para sentarlos en una silla el resto de años de su vida a hacer algo que requiere: levantarse todos los días a la misma hora, dormir poco, tener poco tiempo libre, vivir unas condiciones de trabajo extresantes y copiar y pegar papeles, rellenarlos y demás. Eso con “suerte”, sino acabarás en una cola que te llevará a un edificio en el que también figuras como un número más, pero en este caso de gente que no produce dinero al país para que unos cuantos señoritingos se compren coches de alta gama.

Despues de esto, qué nos queda más que pensar en que realmente solo unos pocos viven de verdad en este mundo. Pero eses pocos quizás deberían recordar que toda la gente que está aparentemente debajo son las piezas clave de una pirámide, y que sin esas personas que se sacrifican día a día, el mundo se vendría abajo y ell@s no poderían hacer brillar sus zapatos de piel de lagarto. Somos muchos, y desde la inocencia muchos pensaremos por qué es que no somos capaces de levantarnos y cambiarlo todo.

image

Anuncios

10 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Fantástica entrada e increíble reflexión.
    Estoy mirando tu blog con detenimiento. Muy bueno, muy instructivo, muy motivador…Te felicito ¡¡¡¡

    Le gusta a 1 persona

    1. Ketsalli dice:

      Muchísimas gracias!!! Que comentario más motivador. Un abrazo 🙂

      Le gusta a 1 persona

  2. Jagxs dice:

    Lo importante de divagar es no perder el norte.

    Saludo

    Le gusta a 1 persona

    1. Ketsalli dice:

      Nunca. Sería una aberración, y más viviendo en el 😉

      Le gusta a 1 persona

  3. Uneclectico dice:

    Conocimientos fragmentado es lo que nos enseñan, pero no nos enseñan de que se trata todo eso. Un estudio de personas alineadas que enseñan mal a otras alienadas ¿Qué se puede esperar?
    Pocos nos salvamos, algún día esa rebeldía tendrá que ser coherencia.

    Le gusta a 1 persona

    1. Ketsalli dice:

      Gracias por tu opinión. Saludos 😉

      Le gusta a 1 persona

  4. Flipante…xD perdóname de verdad porque solo he visto 3 o 4 posts tuyos pero me parece que voy a tener que visitar el blog diariamente porque el pensamiento tuyo es muy divergente y muy avanzado.La verdad que es muy similar al mío,por eso quiero recomendarte un documental(que ojalá todos los jóvenes lo puedan ver cada dia más) que es el de ”La Educación Prohibida” que dura sobre unas 2 horas si mal no recuerdo y está libremente en YouTube.Es muy muy muy necesario ver ese vídeo si eres reacia a este sistema educativo putrefacto que solo fomenta la competitividad y aspirar a un número mayor que el de tu compañero.

    Totalmente de acuerdo,yo soy un maldito rebelde con el sistema educativo pero fue ya digamos “después de viejo” cuando desperté y me di cuenta del desastre.Las mujeres suelen darse cuenta antes que los hombres por lo general de las cosas pero ese es otro tema…xD en definitiva que ya con 21 años y estando en la universidad,acabo para lo que me queda.Sin embargo,conozco gente que desde el instituto se da cuenta de que el sistema es una porquería y solo premia la sin dar ninguna posibilidad al librepensamiento y a indagar a uno en sus pasiones.Debería uno tener una educación holística(como se suele decir) para recibir un aprendizaje significativo y que seamos capaces de sacar nuestras virtudes,y ya cuando las saquemos,enfocarnos en esa disciplina que se nos da bien.Por ejemplo,hasta los 15 años,cultura general y después de ahi,ir por nuestra rama preferida.Porque seamos sinceros,si no somos buenos en matemáticas con 15 sabremos lo mismo que con 19 por mucho que nos lo incrusten en el coco.En definitiva no nos dan la posibilidad de ese tan bonito lema “”.Atrevete a pensar pero lo queremos de verdad…

    Fantástico! no 20 ni 30 ni 500,debería tener mil e incluso más este post porque realmente estas cuestiones son las que nos hacen conectar con nuestro verdadero ser.(Perdón por este testamento pero me motiva mucho el tema xD)

    Le gusta a 1 persona

    1. Ketsalli dice:

      Interesante el comentario, gracias a este y otros puedo saber lo que sugieren mis textos. La verdad es que en un principio no busqué la idea de escribir textos críticos sino que quería centrarme en poesía y literatura. Por circunstancias de la vida se me ha dado por empezar a reflexionar bastante y me surgen ideas tipo esta, de hablar de algo que me incomoda diariamente. Creo que es importante que todos podamos dar nuestra opinión sobre algo que afecta a nuestras vidas y realmente creo que este tema en concreto es muy importante porque afecta a muchísima gente. No tengo idea alguna de si lo que digo está bien o está mal porque eso depende de cada persona, lo que si se es que para mí, estoy escribiendo algo bien porque es mi verdad.
      Gracias de nuevo por compartir tu opinión y por alentarme a escribir cada vez un poquito más y un poquito mejor. Saludos y un abrazo.

      Le gusta a 2 personas

      1. Antes de olvidarme te dejo esta mención especial https://labrujulablogblog.wordpress.com/2016/05/20/800premio-bloguero-con-buen-rollo/ en uno de mis premios porque creo que es una labor muy bonita la que haces y por supuesto por esa mentalidad tuya.Espero sinceramente que yo pueda aportar un granito de arena y que este blog tome notoriedad y pueda llegar a mucha más gente porque es lo mínimo que se merece.Muchas felicidades y fuerte abrazo! ^^ 😉

        Le gusta a 1 persona

        1. Ketsalli dice:

          Muchas graciaaaas!!!! En unas horitas la añado a mi rinconcito de menciones. Es un placer contar con gente tan agradable. Los granitos de arena son lo más importante siempre, porque con la falta de solo uno de ellos ya se desvanece la montaña. Muchas gracias un fuerte abrazo 😘

          Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s