Noches y mañanas.

Llegar a tu cuarto.
Sentarte en la cama, peinarte.
Deslizar los pies entre las sábanas…frío.
Meter el cuerpo entero y sentir ese placer.
Está blandita. Poco a poco se calienta.

Empiezan a replicar las gotas de lluvia contra tus ventanas.
Relax.

Cada vez llueve más fuerte y solo piensas en salir.
En salir y bailar, saltar y gritar bajo la lluvia.
Imaginas las gotas frías batiéndose en una carrera por recorrer tu pelo y tu rostro, tu cuerpo…
Sin miedos, sin frío y sin pensar en el día siguiente, te empapas.

En la cocina el reloj hace tic, hace tac y tus ojos se cierran cada vez más acompañando el sonido.
De repente silencio. Respiración pausada.

Abres los ojos. No ves nada.
Escuchas un leve tintineo.
Asomas la nariz entre las sábanas.
Llueve. ¿es ayer o es hoy?

Son ya las nueve.
La vida es un segundo.

image

Cinco minutos bastan para soñar toda una vida, así de relativo es el tiempo. -Mario Benedetti.

Es de noche, en la cama.
Estoy con hilo dental a vueltas.
Un diente.
Otro.
Corto una encía, pruebo el sabor metálico en mi lengua.
Es la una y treinta y tres.
Apago la luz.
En la oscuridad observo en mi cabeza los minutos pasando.
Y treinta y cuatro.
….
Y treinta y cinco.
….
Todos duermen, o casi, hay silencio. De ese silencio que contiene todo el ruído de mis pensamientos.
Lamo el hilo, jugueteo con el en mi lengua. Sabe a menta.
Pienso en el chocolate con menta, lo odio.

Estiro una pierna y junto a su “clack”, en el silencio de la noche, suena el eco de una tos. Algún inquilino del edificio. ¿Qué hará?
Fumar en la ventana tal vez, mientras su esposa lo observa desde la cama.
– Ven.
Apaga el pitillo. Y va.

Dos menos cinco.
…..
(Click de la luz del 3°C)
Silencio.
Tres y diez.
….
(Taconeteo en el 1°A)
Una mujer en vestido rojo abandona su casa a la noche y se va.

Y mis ojos se van cerrando. Y me duermo.
Y se hace el silencio en el 2°B de la calle 17.

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Es muy relativo, ciertamente.
    Cuando iba al cole, los dias, los años me parecían eternos.
    Ahora, pasan demasiado de prisa.
    Y los únicos tiempos que me interesan son en los que río, sonrío, soy feliz y me siento genial, que son más cortos en los que la tristeza o la preocupación me inunda.
    Si hay algo relativo, efectivamente es el tiempo: una mañana, una tarde, un momento……

    Le gusta a 3 personas

    1. Ketsalli dice:

      Todo depende de como se mire, en cada persona es diferente ciertamente. Lo más importante sin duda es disfrutar de lo mejor que nos da la vida.

      Le gusta a 3 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s